La Policía allana un club de Praga que operaba a pesar de las restricciones

La Policía checa allanó un club nocturno de Praga el viernes por la noche que funcionaba a pesar de las restricciones del Gobierno para frenar la pandemia de Covid-19.

En el momento de la llegada de los uniformados habían 119 personas en el lugar, la gran mayoría de ellos extranjeros, informó el sitio Blesk.cz. La policía tuvo que usar equipo especial para entrar a la fuerza en las instalaciones después de que el responsable del lugar se negara a abrir.

Entretanto en el distrito de Kunratice, en Praga, el dueňo de un restaurante abrió las puertas de su local violando las medidas contra el coronavirus. El propietario dijo que esto era una manera expresar su desacuerdo con la medidas impuestas por el Gobierno.