La población checa es un cóctel antropológico

r_2100x1400_radio_praha.png

Un cóctel antropológico.Así podríamos caracterizar la composición de la población actual de la República Checa, país que es desde hace varios milenios encrucijada de muchas rutas.

Hace 35 mil años, los hombres de Neanderthal entran en contacto con los primeros Homo sapiens. Varios miles de años viven unos al lado de otros, pero después los hombres de Neanderthal desaparecen del escenario y el Homo sapiens se extiende por todo el continente europeo.

Más se imponen los hombres con una robusta estatura y voluminosa cavidad cerebral. Este antepasado europeo es muy resistente y perseverante. La tenista Steffi Graf representa el tipo antropológico que más se parece a la madre de los europeos.

El primer científico del mundo en comprobar la hipótesis de que todos los europeos pertenecen a una sola raza fue el antropólogo checo, Jirí Malý. El científico reunió las pruebas en el libro titulado "Sobre la igualdad de las razas europeas".

La obra fue publicada en 1934,o sea un año después de que Adolfo Hitler subiera al poder en Alemania. Y los nazis, como es sabido, preconizaban la superioridad de la raza germánica y estaban dispuestos a exterminar a las razas supuestamente inferiores, como la eslava. Y no hablemos de los judíos.

Los antiguos europeos se diversificaron en varios tipos antropológicos, como el nórdico y el báltico en el norte, el alpino, el denario y el mediterráneo en el sur. De ellos han surgido a través del mestizaje numerosos subtipos y variantes.

En las tierras checas ya prácticamente no vive la población primitiva de Europa Central. Los eslavos residen en el territorio checo desde hace más de 1400 años, pero sabemos también que durante ese período el país fue encrucijada de importantes rutas por las que venían gentes de todos los puntos cardinales.

Los checos son, por lo tanto, el resultado de un cóctel antropológico. En la fisonomía de algunos se notan, además, rasgos de los pobladores primitivos de la región, como de los boyenses celtas o de otros grupos étnicos anteriores a los eslavos.

El tipo antropológico más frecuente en las tierras checas es el alpino que se caracteriza por ojos castaños, pelo castaño y estatura mediana. El 45 por cento de los checos tiene estas características antropológicas. Un representante típico del tipo alpino era el compositor Antonín Dvorák.

Aproximadamente un 25 por ciento de los habitantes de las tierras checas pertenecen al tipo báltico. Se caracterizan por un rostro redondo, el pelo de color pajizo, ojos grises y una estatura más bien baja. Entre sus representantes clásicos figura el presidente Václav Havel.

Y todavía otro Presidente de la República representó un tipo antropológico modelar: el fundador de la República Checoslovaca, Tomás Garrigue Masaryk que pertenecía al tipo denario, muy frecuente en Moravia del Sur y los Balcanes. Son personas altas, de ojos y pelo oscuros. A este tipo antropológico pertenece el 15 por ciento de los checos.

La mayoría de los tipos antropológicos existen en la República checa en una forma mixta o combinada,pero hay zonas que escapan a esta regla.Por ejemplo, en Bohemia del Sur podemos encontrar hasta hoy en día a personas con el pelo y los ojos color chocolate. El antropólogo y etnólogo checo Josef Wolf lo atribuye a la fuerte influencia de la población celta en el sur de Bohemia.