La pintura rupestre más antigua de la República Checa tiene 7000 años

La pintura rupestre más antigua de la República Checa tiene 7000 años, según han informado los investigadores después de hacer un análisis con Carbono 14.

Se trata de una línea negra trazada sobre una enorme piedra conocida como El cerebro y que se encuentra en la cueva Kateřinská en el Carso moravo. El registro más antiguo lo tenía otra pintura descubierta con anterioridad en el mismo lugar calculado en 6200 años.