La mitad de los checos entre 15 y 18 años fuma

Casi la mitad de los jóvenes checos entre 15 y 18 años fuma, y el número sigue creciendo. Según los expertos, al empezar a fumar a edades tempranas, se desarrolla una mayor adicción a la nicotina, al ser el sistema nervioso más sensible que en los adultos. Los jóvenes fumadores se arriesgan a tener de mayores un mayor riesgo de enfermedades cerebrales y de pulmón, como el asma bronquial. Según el Centro para la Adicción al Tabaco, fuman en la República Checa un cuarto de millón de menores de edad.

Autor: Carlos Ferrer