La Inspección Comercial prohíbe un juguete con alto contenido de plomo

Un juguete de plástico con forma de árbol, en el que se encuentra un pájaro que hace sonidos, ha sido retirado del mercado por la Inspección Comercial de la República Checa, según ha informado su portavoz, Jiří Fröhlich.

El juguete, conocido como “Singing Bird”, está fabricado en China y contiene unas cantidades de plomo muy superiores a las permitidas, por lo que supone una seria amenaza de contaminación para el medioambiente.

La Inspección Comercial ha incluido este juguete en la lista de productos peligrosos RAPEX.