La gasolina y el gasoil se venden a precios cada vez más bajos

El precio de los carburantes en Chequia continúa bajando. En el caso de la gasolina, su precio se redujo en los últimos siete días en 0.02 euros, situándose en 1 euro como media, el más bajo desde finales de marzo de 2016.

Por su parte, el gasoil cuesta 27.01 euros el litro. A un precio todavía menor se vendía por última vez en agosto de 2016, según datos de la compañía CCS, que sigue el desarrollo de los precios de los combustibles de forma regular. En Praga es donde más hay que pagar por los carburantes, mientras que su coste en la región de Pilsen es el más bajo del país.