La fuente enfrente del Museo Nacional se vestirá con los colores nacionales

La fuente situada enfrente del histórico edificio del Museo Nacional de Praga se iluminará este viernes por primera vez este año, con motivo del 1 de mayo. En su iluminación serán utilizados los colores nacionales, o sea, el rojo, el blanco y el azul. La administración del Museo informó que quiere manifestar de esa forma la unidad del pueblo checo, lo que tiene un significado especial precisamente en estos difíciles momentos de la crisis del coronavirus.

A partir del 1 de mayo y hasta finales de mayo, los habitantes y visitantes de Praga que pasen junto al Museo Nacional podrán observar saltar el agua multicolor en cascadas y luego desaparecer directamente bajo el edificio del museo. Con los colores nacionales se viste asimismo la torre de televisión de Žižkov, en Praga.