La escasez de chips ralentiza la producción de coches para Škoda

La escasez de chips está provocando un descenso notable de la producción de automóviles a nivel mundial, una tendencia a la que no escapa Škoda Auto. El jefe de logística y producción de la compañía, Michael Oeljeklaus, dijo para el servidor iHNED.cz que esta situación hace que Škoda Auto deje incompletos 5000 automóviles a la semana, y suman ya un total de 33 000 coches con este problema.

Ante esta situación, la empresa se plantea reducir los turnos durante el verano, algo que se está discutiendo con los sindicatos. Se estima que para agosto podría haber 50 000 automóviles incompletos.

De acuerdo con Michael Oeljeklaus, todo podría mejorar a finales de año, cuando esperan que la producción alcance la normalidad absoluta.