La economía checa caerá un 8% en 2020

La Asociación de la Banca Checa prevé una caída del 8% para este año en su nuevo pronóstico, publicado este jueves. El informe, realizado con los cálculos de los economistas de los bancos checos, augura una recuperación de tan solo el 2% durante 2021 debido a las medidas tomadas para combatir la segunda ola de la pandemia de coronavirus.

En julio los pronósticos de la asociación eran más optimistas, y contaban con un descenso del 7,5% y un crecimiento durante el año que viene del 5,3%. El estudio prevé una vuelta a la situación económica del país anterior a la pandemia en 2023, esto es, un año después de lo previsto en verano.

En cuanto al desempleo, a pesar de que se espera que aumente, los expertos consultados consideran que seguirá siendo uno de los más bajos de la Unión Europea gracias a los programas del Gobierno y la predisposición de los trabajadores checos a sacrificar el desarrollo de los ingresos esperados en circunstancias normales.