La Comisión Europea no reembolsará el subsidio del Estado a la panadería de Agrofert

La Comisión Europea no reembolsará la subvención de unos 3.6 millones de euros que el Estado otorgó a la panadería Penam para la construcción de una nueva línea para la producción de pan de molde. De acuerdo con Bruselas, la línea de Penam no fue suficientemente innovadora.

Penam forma parte del grupo Agrofert. Su antiguo propietario es el primer ministro checo, Andrej Babiš, quien transfirió la empresa a fondos fiduciarios.

Štěpánka Filipová, la portavoz del Ministerio de Industria y Comercio, la cartera responsable por el proyecto de Penam, sostuvo que el Ministerio quiere revisar las posibles soluciones al problema y afirmó que, si el caso fuese cerrado en contra del beneficiario de la subvención, la autoridad de gestión recuperaría los fondos conforme a la ley.

Tres informes independientes evaluaron que el proyecto de Penam no fue innovador, según el análisis enviado a Praga en octubre en torno al conflicto de intereses del primer ministro Babiš. De acuerdo con el servidor iRozhlas.cz de la Radio Checa, los documentos enviados por Bruselas sugieren que la Comisión Europea insiste en que el proyecto no debió haber sido seleccionado por parte de las autoridades checas para la subvención y que no es apropiado para la cofinanciación por parte del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.