La cantante Marta Jandová

r_2100x1400_radio_praha.png

La cantante Marta Jandová, hija de Petr Janda, fundador del legendario grupo checo Olympic, sigue las huellas de su padre.

El público checo casi no la conoce, pero en la vecina Alemania, donde actúa desde hace siete años con su banda Die Happy, se habla de Marta Jandová como de un estrella ascendente. Según los críticos alemanes, Jandová es la única cantante checa que después de Karel Gott ha logrado imponerse entre el público local.

En una reseña han caracterizado a Marta Jandová como "una nueva garganta de oro procedente de Bohemia". A Marta esto le hace gracia ya que en comparación con la dulce voz de Karel Gott la suya es áspera, típicamente roquera.

Tras editar su segundo disco "Supersonic Speed", la banda de rock de Marta Jandová ha realizado giras por Alemania, Austria, Suiza, Bélgica y Holanda, y ha hecho vibrar también al público en Portugal. El disco "Supersonic Speed" se mantuvo durante siete semanas en el hitparade alemán.