La Cámara Médica pide un confinamiento general y vacunación obligatoria

La Cámara de Médicos Checa calificó este lunes la situación epidémica de extraordinariamente grave en el país y pidió un nuevo confinamiento cuanto antes para reducir el número de contactos y reducir la presión hospitalaria. La institución también pidió la obligatoriedad de la vacunación para mayores de 18 años y que los médicos apoyen la vacuna ante sus pacientes y "no los perjudiquen con cuestionamientos y posturas no fundamentadas sobre la vacunación".

La Cámara también pidió que el certificado COVID dejé de valer seis meses después de la segunda dosis, ya que para entonces la protección ya se ha reducido considerablemente, y que las terceras dosis de refuerzo se apliquen a los cinco meses de concluido el ciclo completo inicial.

La máxima resposable de Sanidad, Pavla Svrčinová, por su parte, comentó que ella también apoya la vacunación obligatoria, como ha aprobado la vecina Austria.