La agresividad al volante aumenta, según la Policía

La Policía ha alertado este martes de la agresividad creciente de los conductores checos. El viernes por ejemplo, agentes detuvieron a un joven que arrojó un objeto contundente a la cabeza de otro conductor como respuesta a unas señales luminosas del segundo, que le advertía por circular en sentido contrario. Dos motoristas atacaron el mismo día al conductor de un Mercedes al considerar que éste no les quería dar paso. Según psicólogos, la violencia al volante en aumento es un síntoma de una agresividad también creciente en la sociedad, en general.