Juicio contra soldado por ayudar a los separatistas pro-rusos en Ucrania

El juicio por cargos de terrorismo contra un soldado checo, por unirse a separatistas pro-rusos que luchan en Ucrania, comenzó en el Tribunal Regional de Pardubice este martes.

Erik Eštu declaró que había estado en Ucrania para conocer mejor el país de origen de su esposa. Dijo que le habían tomado una fotografía con un uniforme de las fuerzas separatistas y que llevaba una pistola como recuerdo.

Se le acusa de haber protegido una trinchera en el frente, de llevar a cabo el mantenimiento de armas y de proteger la entrada a las viviendas de los miembros de la Guardia Republicana, uno de los grupos separatistas que participan en la guerra en Donbáss.

El soldado negó haber visitado el frente. Los incidentes en cuestión tuvieron lugar en 2015, antes de que Eštu se uniera al ejército checo, donde ahora está sirviendo en un batallón aerotransportado.