Hospital militar checo en Basora ha atendido a más de 7000 pacientes

Séptimo hospital de campaña checo en Basora

El Séptimo hospital de campaña checo, establecido desde mediados de mayo en Basora, ha atendido hasta el presente a más de siete mil pacientes iraquíes. Actualmente continúa la rotación del personal. El fin de semana pasado arribaron a Basora cincuenta nuevos soldados, acompañados por el ministro de Defensa checo.

Séptimo hospital de campaña checo en Basora
El desempeño del contingente checo en Basora es valorado como muy positivo tanto por la población local como por el mando del sector británico en Irak, afirma el comandante del hospital de campaña checo, Mojmír Mrva.

El comandante del hospital de campaña checo Mojmír Mrva con Pavla Jedlickova
"El mando británico aprecia sobre todo la cooperación con la Policía Militar checa, que participa en el entrenamiento de los policías iraquíes y vigila por la seguridad en el sector".

Tras visitar el fin de semana el contingente checo, también el ministro de Defensa, Miroslav Kostelka, se mostró satisfecho con su labor.

El  ministro de Defensa, Miroslav Kostelka, con Pavla Jedlickova
"Por supuesto solicitaré al Gobierno y al Parlamento la prolongación del mandato. Opino que sobre todo la Policía Militar checa debería permanecer en Irak durante todo el año próximo".

En el hospital de campaña trabajan 16 médicos que han atendido hasta el presente a más de siete mil pacientes, explica el doctor Petr Chmátal.

Doctor Petr Chmátal
"Se trata de pacientes con un amplio abanico de heridas y enfermedades, pero, principalmente, prevalecen heridas de bala y graves quemaduras además de atender a muchos niños con diversos defectos congénitos. En los pacientes que han pasado por nuestro hospital se nota que en Irak, no existió en el pasado el tratamiento médico preventivo, porque los iraquíes vienen a nuestro hospital muy a menudo con enfermedades mal atendidas".

El doctor Chmátal agrega a la vez que la red de centros médicos iraquíes es suficiente en el sector británico y califica de muy bueno el nivel de conocimiento y experiencia del personal médico local.

El contingente checo en Basora tiene el mandato de permanecer en Basora hasta finales del año en curso. La rotación completa del personal terminará el seis de octubre.