Hay un alto consumo de sal en Chequia

En Chequia se consume el triple de sal de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud, una constumbre que puede empeorar notablemente los problemas de tensión y otras enfermedades.

Es posible encontrar un exceso de sal en nuestro día a día en alimentos tan comunes como el pan y los embutidos. También se ha probado que en los menús escolares de muchos centros de la República Checa hay más sal de la recomendada.

Por este motivo, el Instituto Estatal de Salud quiere llevar a cabo una reforma para que algunos alimentos en el país estén obligados por ley a reducir su contenido en sal.