Hace 50 años surgieron los campos de trabajos forzados comunistas

r_2100x1400_radio_praha.png

Se les conocía como Destacamentos Técnicos Auxiliares, pero en realidad eran campos de trabajos forzados para personas "incómodas" al régimen. Surgieron en 1950, y fueron administrados por el Ministerio de Defensa. En lugar de armas los "reclutas" recibieron picos y palas para devorar las entrañas de las minas de carbón y uranio, donde muchos perdieron la vida.

En el Ministerio de Defensa checo tendrá lugar, este martes, un acto conmemorativo en el que los sobrevivientes de los Destacamentos Técnicos Auxiliares recordarán el 50 aniversario del surgimiento de tan nefasta institución, rendirán homenaje a las víctimas y denunciarán los horrores que nunca han de volver a repetirse.

Los antiguos "reclutas" de los Destacamentos Técnicos Auxiliares se reunieron por primera vez en 1968 cuando en la extinta Checoslovaquia comunista reinaba una atmósfera de apertura. Pero tuvieron que esperar hasta la caída del comunismo, en 1989, para poder denunciar la tragedia que representó estar internado un campo de trabajos forzados de la era comunista.

A los Destacamentos Técnicos Auxiliares eran enviados opositores al régimen comunista y hombres de los que se sospechaba que no eran fiables para defender los principios del socialismo y el comunismo.

En muchos casos fueron internados intelectuales, maestros, profesores universitarios y estudiantes, sometidos a una estricta disciplina militar, durísimas condiciones de trabajo en minas de carbón y uranio. Los historiadores calculan que en dichos campos fueron internados de 40 mil a 60 mil hombres, de los cuales más de 400 murieron por no soportar las duras condiciones del lugar.

La Unión de Destacamentos Técnicos Auxiliares reúne actualmente a 10 mil sobrevivientes, que sufrieron en carne propia la barbarie de los campos de trabajos forzados del comunismo y son, como ellos mismos dicen, pruebas vivientes de un pasado que no debe repetirse.

Autor: Federico Picado
audio