Gracias al veredicto de un Tribunal se reanudarán las obras en el túnel Blanka

Un Tribunal de arbitraje, que forma parte de la Cámara de Comercio Checa, ha ordenado a la empresa constructora Metrostav completar en el lapso de cinco meses el complejo de túneles Blanka de Praga. El Tribunal también dictó que la ciudad de Praga debe pagar 145 millones de euros a la empresa. La decisión se produjo después de meses polémicas túnel entre la empresa y el Ayuntamiento de Praga. Un portavoz dijo que la firma Metrostav reanudará el trabajo tan pronto como se reciba el pago, mientras que el alcalde de Praga Tomáš Hudeček dijo que la ciudad iba a pagar la suma requerida. El túnel Blanka, diseñado para canalizar el tráfico del centro de la ciudad, ha sido criticado como un proyecto caro y poco transparente.