Faltan anestesiólogos

En los hospitales de la República Checa hacen falta más anestesiólogos, según informa el diario Deník.

Muchos centros de salud deben pedir prestados a estos especialistas de otros centros, lo que además de poco práctico encarece mucho el precio para los hospitales que se ven obligados a requerir sus servicios en días específicos.

Numerosos anestesiólogos checos abandonan el país para buscar mejores condiciones y mejores sueldos, o son contratados por hospitales privados.

Según el vicepresidente de la Asociación de Hospitales Checos y Moravos, Petr Fiala, esto se debe principalmente al confuso sistema de aprendizaje que hay para los doctores jóvenes, así como a la gran cantidad de horas extra que deben realizar.