Último adiós a Viktor Wellemin, veterano checo que luchó en Dunkerque

En el cementerio judío de Žižkov, en Praga, tuvo lugar este viernes el funeral se efectuó este viernes el funeral de Viktor Wellemin, quien falleció el miércoles a la edad de 97 aňos. Al acto asistieron decenas de personas, entre ellas el rabino Karol Sidon y el senador y ex embajador checo en Francia, Pavel Fischer.

El hijo de Wellemin pronunción un discurso de despedida, en el que recordó su valentía durante los combates de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de ello, su aporte a la lucha contra los nazis fue reconocido hasta después de 1989.

Wellemin, fue veterano de guerra que durante la Segunda Guerra Mundial participó en los combates en Dunkerque, Francia, así como en la batalla por Tobruk, en el norte africano.

Durante la batalla en Dunquerke fue herido de gravedad en el brazo izquierdo. Acabada la guerra, regresó en octubre de 1945 a Checoslovaquia, donde se enteró que toda su familia había sido asesinada por los nazis. Al asumir el poder el régimen comunista, fue despedido de las Fuerzas Armadas Checoslovacas por haber combatido en los frentes occidentales.

Después de la Revolución de Terciopelo Viktor Wellemin fue plenamente rehabilitado y le fueron otorgadas varias distinciones militares. En 2015 fue laureado con el Premio de la Memoria del Pueblo.