Fallece el checo que no tenía corazón

El checo Jakub Halík, quien fue el primer hombre del mundo que vivió varios meses con un dispositivo en el pecho compuesto de dos bombas mecánicas que sustituyeron su corazón enfermo, falleció en Praga a causa de un fallo hepático, informó el jefe de la Clínica de Medicina Experimental de Praga, Jan Pirk. Halík, de 37 años, se sometió a la operación al corazón a comienzos de abril pasado en esa clínica y logró sobrevivir más de medio año, esperando la posibilidad de un trasplante. El cirujano Pirk confirmó que las bombas mecánicas que habían reemplazado a Halík el corazón estaban en perfecto estado pero que, lamentablemente, le falló el hígado. Los detalles sobre la causa de la muerte de Halík se conocerán dentro de unas tres semanas.