En el zoo de Chomutov viven monos del peñón de Gibraltar

r_2100x1400_radio_praha.png

Esta vez visitaremos el zoológico de la ciudad de Chomutov, en Bohemia del Norte, sito al pie de los Montes Metálicos. En este singular zoológico, los osos pardos hibernan en sus madrigueras, los osos lavadores observan a los visitantes desde las copas de altísimos abedules y la ruidosa colonia de cormoranes anida en el zoo, pero pesca en los riachuelos y estanques fuera de su recinto.

El zoológico de Chomutov es el de mayor superficie de la República Checa, pero de los demás zoos se distingue todavía por otros motivos.

En el zoológico de Chomutov el visitante no encontrará elefantes ni jirafas ni rinocerontes. Este zoo es el único del país en especializarse en la fauna europea. Al recorrerlo, los visitantes pueden familiarizarse también con especies animales cuya existencia no sospechaban en el continente europeo. Así se enteran de que en Europa viven focas, antílopes saika, monos denominados magotes así como almizcleros, animales rumiantes parecidos al cabrito, que segregan almizcle.

El zoológico de Chomutov ocupa una superficie muy extensa, de manera que los animales pueden sentirse como en el seno de la naturaleza libre.Por ejemplo, los osos pardos excavaron en la arcilla roja de su recinto una red de madrigueras en las que hibernan.

En el mismo recinto ha instalado su nido un ejemplar del martín pescador y el personal del zoológico tuvo que construir en torno al nido una cerca de estacas y alambre para que los osos no lo aplastaran. En un pequeño lago cercano nidifica una colonia de cormoranes que conviven tranquilamente con flamencos de Francia y España.

En un extenso recinto vive en el zoo de Chomutov un grupo de magotes... El magote es el único mono europeo. Esta especie de mono -que es notable por su inteligencia- vive en el peñón de Gibraltar y, según los especialistas, ya se ha propagado al sur de España.

Los magotes se sienten en Chomutov como en su casa. El frío no les molesta y en el invierno los visitantes pueden verlos de vez en cuando jugueteando sobre la nieve.

Las condiciones casi naturales son muy agradables para los pupilos animales del zoológico de Chomutov, pero para los visitantes ello supone cierta desventaja. Puede ocurrir que durante la visita no logren ver algunos animales.Por ejemplo, las nutrias que han excavado sus madrigueras en las márgenes de un arroyo que pasa por el recinto de los osos, salen muy poco de día ya que son animales nocturnos.

También sus vecinos, los osos lavadores, descansan de día. Al dormir acurrucados en las copas de los árboles, a la altura de diez metros, dan la impresión de ser unas bolas lanudas.

Al contrario, la pareja de marmotas esteparias se acerca corriendo a cada visitante. Las focas europeas, especie que se ha conservado hasta hoy en día tan sólo en dos lugares del Báltico, también desean acercarse al visitante. Su cría recién nacida encanta a los chicos.

El zoológico de Chomutov ofrece a los visitantes también una especie de safari. Tras subir a un todoterreno el visitante pueden recorrer una extensa área donde vive una manada del único antílope europeo, denominado saika tártara, que es la especie más rara del zoológico, así como uros, caballos silvestres, venados, muflones y otros representantes de la fauna europea.