Empresa Stabil Energy obtiene multa récord por prácticas ilegales

La Oficina Reguladora de Energía puso una multa récord de 156 000 euros a la empresa Stabil Energy por prácticas comerciales desleales. Se trata de la multa más alta jamás impuesta a un proveedor por un comportamiento ilegal frente al consumidor, dijo el portavoz de la Oficina Reguladora, Michal Kebort.

En un solo procedimiento se pusieron en evidencia 1179 delitos de la compañía, sea contra la Ley de Protección al Consumidor o la Ley de Energía.

Según la Oficina Reguladora, la empresa por ejemplo utilizaba prácticas agresivas cuando exigía pagos de servicio de los clientes, aunque no disponía de contratos válidos.