El primer ministro checo llama a los ciudadanos a ser responsables y solidarios

En caso de no ocurrir un milagro, el Gobierno deberá endurecer las restricciones para frenar la propagación del nuevo coronavirus. Lo dijo el primer ministro checo, Andrej Babiš, en un vídeo en You Tube este domingo.

Exhortó nuevamente a los ciudadanos al respeto de las medidas adoptadas hasta el presente.

Según el jefe del Gobierno, las restricciones que rigen a partir del jueves pasado tienen demasiadas excepciones. Babiš reconoció también que las autoridades no logran rastrear de forma rápida los contactos de los infectados.

En vista del creciente número de contagios sobre todo entre las personas mayores de 65 aňos, el Gobierno deberá analizar la eventual adopción de otras restricciones, recalcó Babiš. Agregó que, al parecer, las adoptadas hasta el presente no funcionan, sobre todo porque una parte de los cizudadanos no las respeta.  El primer ministro llamó a una mayor responsabilidad y solidaridad con los mayores.