El Partido Cívico Democrático, dividido en cuanto al control anticorrupción de los ayuntamientos

El Partido Cívico Democrático se halla dividido en cuanto a la lucha contra la corrupción. Para el líder de la formación y el resto de los altos cargos, una herramienta clave para atajar la corrupción es ampliar las competencias de la Oficina Superior de Control también a ciudades y pueblos. En esto, coinciden con los socialdemócratas, y está previsto que ambos partidos aprueben una ley al respecto. Los representantes municipales del Partido Cívico Democrático se oponen, afirmando que la medida limitaría la autonomía de los ayuntamientos.

Autor: Carlos Ferrer