El Partido Cívico Democrático carece de candidatos a la presidencia

Evzen Tosenovsky, photo: CTK

El oposicionista Partido Cívico Democrático elegirá dentro de aproximadamente un mes a su nuevo líder. Sin embargo, en la actualidad nadie aspira a ser presidente de esa agrupación política. El único candidato oficial, Evzen Tosenovský, retiró el viernes pasado su candidatura.

Evzen Tosenovsky, photo: CTK
Evzen Tosenovský, gobernador de Moravia del Norte y Silesia, tildó al Partido Cívico Democrático de ser una agrupación autocrática que no trabaja en equipo y sostuvo que no presentará su candidatura, sobre todo debido a las discrepancias que existen entre su persona y el líder actual de esa formación política, Václav Klaus, que podrían dividir el partido.

Las antipatías entre ambos políticos se arrastran desde hace ya varios años. Uno de los motivos puede ser el rencor que en general existe entre Moravia del Norte, representada por Tosenovský, y Praga. Los moravos siempre se han quejado del excesivo dominio político de la capital checa. Y la actitud de los moravos se demostró claramente durante un mitin de atletismo que tuvo lugar este año en la metrópoli morava de Ostrava, al que asistieron ambos políticos: veintidós mil espectadores abuchearon a Václav Klaus, y aplaudieron fuertemente cuando se presentó Evzen Tosenovský.

Aunque el Partido Cívico Democrático no tiene a ningún candidato al líder, Václav Klaus insiste en que tras el congreso de diciembre no quiere seguir como presidente de dicha agrupación política.

"El Partido Cívico Democrático deberá en las próximas semanas de alguna manera superar lo que en nuestro argot llamamos la época post-Klaus. A mí no me sorprende la actitud de Tosenovský. No obstante, esto no significa que yo vaya a cambiar mi decisión de no volver a presentar mi candidatura".

De esta forma, la cuestión de quién ha de ser el futuro presidente del partido está cada vez más enredada, ya que los candidatos nombrados por Václav Klaus se oponen a luchar por la presidencia. Sin embargo, Václav Klaus apuntó que sí volvería a presentar su candidatura, según dijo, en caso de que existiera peligro de que el Partido Cívico Democrático perdiera su identidad. Y todo parece indicar que es exactamente lo que está sucediendo estos días...