El Parque Nacional de Šumava recibe multa por daños al medio ambiente

La Inspección checa de Medio Ambiente impuso una multa de 18.000 euros al Parque Nacional de Šumava. Los inspectores acusan a los empleados de haber perturbado con la tala de árboles los nidos de urogallo, animal en peligro de extinción, y por haber utilizado sustancias tóxicas en la lucha contra el escarabajo de la corteza. Según el director del parque, Jiří Mánek, el uso de sustancia químicas al igual que la tala son necesarios para combatir el escarabajo que destruyó cientos de miles de árboles en los bosques de Šumava en los últimos años. El parque presentará un recurso contra la multa, señaló Mánek.