El Parlamento Europeo condena el conflicto de intereses de Andrej Babiš

Con una clara mayoría el Parlamento Europeo aprobó una condena de los Veintisiete al conflicto de intereses de Andrej Babiš. Un total de 505 eurodiputados votaron a favor de una resolución no vinculante que hace un llamamiento a los órganos de la Unión Europea y la República Checa a que adopten una actitud más estricta con respecto a las subvenciones al grupo Agrofert. En contra del llamamiento votaron 30 eurodiputados y 155 se abstuvieron, resultados muy similares a los de una votación similar del año pasado. Los resultados de la votación de la noche del miércoles fueron anunciados en la mañana del jueves por la vicepresidenta del Europarlamento Dita Charanzová, una de las que votó en contra, al igual que el resto de representantes del movimiento ANO de Andrej Babiš. La mayoría de los europarlamentarios checos apoyó el texto.

La votación se produce como reacción a la publicación del informe final de la auditoría de la Comisión Europea, en la que se concluye que Andrej Babiš se encuentra en una situación de conflicto de intereses y sigue controlando el grupo Agrofert a pesar de haber dejado su participación en fondos fiduciarios. El primer ministro checo, Andrej Babiš, mantiene que no incurre en conflicto de intereses y que en todo momento cumplió la ley checa de conflicto de intereses.

Los eurodiputados piden en su llamado a las autoridades checas que cuiden el dinero de sus contribuyentes y pidan a Agrofert la devolución del dinero aportado de forma irregular. Chequia, además, debería crear un sistema más justo y transparente de reparto de subvenciones europeas, en opinión de los legisladores. El texto también pide a Babiš que resuelva la situación abandonando el cargo o rompiendo cualquier vínculo con Agrofert.