El ministro de Salud está preparado para entregar su cargo

El ministro de Salud checo, Roman Prymula, está preparado a dimitir al darse a conocer quién será su suicesor. A éste le entregará luego el cargo ministerial. Así lo dijo Prymula este domingo en un programa de la Televisión Checa. Con anteriotridad, en entrevista publicada por el servidor iDNES.cz, Prymula no excluyó la eventualidad de que el lunes podría renunciar. Acotó que, no obstante, está convencido de no haber violado ninguna regla.

El matutino sensacionalista Blesk le sacó a Prymula el miércoles una foto al salir éste en horas de la noche de un restaurante capitalino que, a raíz de las restricciones gubernamentales por coronavirus, debió haber estado cerrado.

El primer ministro, Andrej Babiš, exhortó el viernes a Prymula a que dimitiera, a lo que Prymula se negó, diciendo no haber violado ninguna regla. Babiš posteriormente propuso la destitución de Prymula al presidente de la República, Miloš Zeman.

En reacción a lo ocurrido, la ministra de Finanzas, Alena Schillerová, dijo que el encuentro del ministro Roman Prymula con el jefe de la bancada parlamentaria del movimiento ANO Jaroslav Faltýnek fue un error fatal de los dos políticos y exigió una explicación.