El Ministerio de Medio ambiente apoya proyectos de protección del entorno

El ministro de Medio Ambiente checo, Richard Brabec, aprobó destinar más de 17 millones de euros para apoyar la realización de unos 200 proyectos encaminados a mejorar la calidad de aire y buscar solución a los impactos del cambio climático en el país.

Gran parte de ese dinero será aprovechado para el cambio de las calderas clásicas en las casas unifamiliares por unas más ecológicas, así como para la compra de automóviles eléctricos para la administración pública en los pueblos y ciudades pequeñas. De acuerdo con la ley, los ciudadanos deben cambiar las calderas tradicionales por las ecológicas a más tardar en el año 2022.

Unos 600 000 euros están reservados para un proyecto de la Universidad Checa de Agronomía que quiere edificar un sistema de humedales, embalses y pantanos a fin de retener el agua en las zonas del país más afectadas por la sequía en los últimos años.