El fondo estatal para bajas por enfermedad termina en déficit por primera vez en 10 años

Después de 10 años ingresando más de lo gastado, el fondo estatal destinado a las prestaciones por enfermedad terminó 2019 con un déficit de casi 121 millones de euros, según datos de la Seguridad Social checa.

El mejor año para este fondo fue 2012, cuando contó con un superávit de 225 millones de euros. Desde entonces, la cantidad sobrante se fue reduciendo hasta los 25 millones de euros de hace dos años.

Entre los nuevos pagos que se extraen de dicho fondo, hace dos años se incluyeron las bajas por paternidad y bajas de larga duración.