El democristiano Partido Popular quiere que el Viernes Santo sea feriado

El democristiano Partido Popular checo propone que el Viernes Santo sea proclamado en la República Checa día feriado, además del Lunes de Pascua. El vicepresidente de la formación, Jan Bartošek, recalcó que la Pascua es la festividad más importante del calendario cristiano, por lo que el Viernes Santo debería ser feriado. Los demás partidos parlamentarios no rechazan un debate sobre el tema, pero la mayoría advierte que la economía nacional no alcanza actualmente un nivel que permita incrementar el número de días feriados. Mientras tanto, según un reciente sondeo del Centro de Estudios Empíricos, durante la Pascua se dedica a actividades religiosas sólo un 7% de los checos. El 23% de los ciudadanos reconocieron que de la Semana Santa lo que más les gusta son las tradiciones populares, y el que el Lunes de Pascua es feriado y no tienen que ir al trabajo.