El comercio electrónico necesita profesionales

r_2100x1400_radio_praha.png

El comercio electrónico en la República Checa no termina de echar raíces. Las causas son varias, si bien es cierto que todavía un gran número de ciudadanos no están conectados a Internet, los especialistas en la materia descubrieron un nuevo problema relacionado directamente con la oferta, o más bien con la manera en que ésta se hace.

La empresa Brand Brothers presentó un informe en el que demuestra que uno de los grandes problemas del momento no es tanto el número de personas conectadas a la red, porque ese crece diariamente, sino que la falta de información.

En momentos en que la red de redes se toma el mundo y la globalización es una realidad, resulta extraño hablar de falta de información, pero en muchos casos es así, porque algunos nuevos empresarios checos consideran que con crear una página web y publicarla en un portal está todo resuelto.

Este es precisamente uno de los problemas, la presentación de los productos no termina ahí, todo lo contrario las páginas deben ser atractivas desde un principio, pero lo más importante es que deben actualizarse continuamente.

De acuerdo con el estudio de Brand Brothers los empresarios checos no respaldan la creación de páginas web, porque no desean invertir mucho dinero en ese campo, porque no comprenden los avances del comercio electrónico.

El estudio en cuestión analizó 350 mil empresas, tan sólo 154 mil disponen de páginas web, pero casi ninguna presta mayor atención al comercio electrónico.

Una tercera parte de los gerentes de las empresas considera que en caso de no tener presentación en Internet ello no cambiaría el volumen comercial. Pero lo más llamativo es que el 60 por ciento de los encuestados asegura que está rotundamente convencido de lo innecesario de las presentaciones en Internet.

Alarmante es el hecho de que las secretarias de las empresas son en muchos casos las responsables de las páginas web. Resulta insólito que de cien páginas sólo una está a cargo del director de mercadotecnia, mientras que en un número diez veces mayor son las secretarias las que tratan de administrar las páginas.

Analizando las cosas de una manera más detallada podemos observar que en la mayoría de las empresas el responsable de la presentación es el director, en el 19 por ciento el dueño de la firma y en tercer lugar, o sea en el 10 por ciento de los casos son las secretarias las que se responsabilizan por la presentación en Internet.

Mantener una página actualizada cuesta dinero. Se necesita un administrador profesional que actualice la oferta, los productos y los precios. La página debe ofrecer todas las facilidades para que el cliente pueda hacer un pedido de mercancías, o bien comprar directamente.

A esto debemos agregar que el cliente espera que se trate de un servicio rápido, seguro y de calidad. Los expertos en la materia no han tirado la toalla, pero insisten en que debe crearse toda una infraestructura para poder facilitar en primer lugar el funcionamiento profesional de las páginas web.

Las mejores experiencias las acusan algunos gimnasios. Los dueños ofrecen, además de los servicios en sus instalaciones, diferentes tipos de mercadería que van desde complementos vitamínicos hasta accesorios para hacer ejercicios.

La táctica aplicada es muy sencilla y responde a las particularidades del país. Los eventuales clientes del comercio electrónico se enteraron de la oferta en los propios gimnasios.

Los entrenadores y personal del gimnasio explicaban a los clientes que la mercancía la podían comprar también a través de Internet y en cada producto aparecía la dirección de la página web, lo que ayudó a conseguir el objetivo trazado y las páginas con una mantenimiento permanente cumplen su cometido ahorrando y a la vez produciendo dinero.

Autor: Federico Picado
audio