El Bloque de Derechas pide que se limpie la vida pública de los ex comunistas

r_2100x1400_radio_praha.png

El Bloque de Derechas, formación política checa sin representación parlamentaria, reivindica que los ex comunistas abandonen la vida pública del país. Esta agrupación presentó además una denuncia policial contra todos los funcionarios remunerados por el Partido Comunista totalitario desde 1969.

Simpatizantes del Bloque de Derechas se reunieron ayer, lunes, al pie de la Estatua de San Wenceslao de Praga para conmemorar el 32 aniversario de la ocupación de la extinta Checoslovaquia por las tropas del Pacto de Varsovia.

Los líderes de esta formación política aprovecharon la manifestación para pedir que se limpiara de ex comunistas la vida pública y el sector empresarial del país. El portavoz del Bloque de Derechas, Jaroslav Zelenka, dijo al respecto:

"Lo que más nos molesta es que los comunistas, que según mi opinión traicionaron a la patria, siguen ocupando cargos en la función pública, órganos municipales, en los ministerios, la policía y los tribunales. Esto significa que el Estado checo remunera a sus propios traidores".

El Bloque de Derechas presentó además ante la Oficina para la Documentación y la Investigación de los Crímenes del Comunismo una denuncia contra todos los funcionarios que recibieron dinero desde 1969 de parte del Partido Comunista Checoslovaco.

El Bloque de Derechas sostiene que todos quienes ocuparan desde 1969 funciones pagadas en el aparato del partido totalitario, cometieron el delito de alta traición, ya que dicho partido invitó a Checoslovaquia a los invasores soviéticos.

"Por ello el poder comunista fue anticonstitucional, ilegítimo y basado en métodos terroristas", enfatizó Zelenka, puntualizando que tras la ocupación soviética, el partido realizó entre sus cuadros una extensa purga por la que pasaron solamente los que estaban de acuerdo con la invasión de las tropas del Pacto de Varsovia a Checoslovaquia.