El Ayuntamiento de Praga apoyará a los empresarios de la hostelería

El Ayuntamiento de Praga ha aprobado este jueves una serie de medidas destinadas a reducir el impacto de la epidemia del coronavirus en el sector de la hostelería, uno de los más afectados en Chequia y que, especialmente en Praga, supone una de las principales actividades económicas.

Desde el 14 de marzo, con efecto retroactivo, y hasta que finalice el año 2020, los restaurantes y bares que tengan terrazas en el exterior no deberán pagar al Consistorio por el uso del espacio público, con lo que la capital checa espera aliviar la carga económica de estos empresarios. Asimismo, los hoteles y pensiones no tendrán que pagar la tasa de alojamiento municipal, que se cobra por cada cliente que pernocta en sus establecimientos.

Esta medida, que también se aplicará a los mercadillos de alimentación, facilitará a otros negocios la posibilidad de vender productos en los espacios externos de sus tiendas.