El alcohol fuerte vuelve a los comercios en Chequia

El alcohol fuerte regresa a los comercios y a los bares en Praga y otros lugares de la República Checa, después de que el Gobierno suspendiera este jueves la prohibición de la venta de bebidas con un contenido de alcohol por encima del 20%. No obstante, los licores que pueden venderse deben haber sido fabricados antes del 1 de enero de 2012 o contar con un documento que compruebe su origen. Las botellas abiertas en los bares deben ser eliminadas. La mayoría de los comerciantes afirma que las bebidas con una nueva cinta oficial y el comprobante de origen se venderán a partir del lunes, para alcanzar a conseguir la documentación necesaria. Hasta el momento murieron a causa de alcohol adulterado 26 personas.