Ecologistas cuestionan la construcción del polígono de pruebas de Skoda Auto

r_2100x1400_radio_praha.png

La fábrica de automóviles Skoda quiere construir en los bosques cercanos a la ciudad de Mladá Boleslav, sede de la planta, un polígono de pruebas. El proyecto provoca alarma entre los ecologistas y los protectores de la Naturaleza.

En el polígono, de 300 hectáreas de superficie, Skoda se propone construir una pista oval para los tests de velocidad.Además, en su parte interior se testará el comportamiento de los coches Skoda en tramos de calzadas de diferentes materiales. El recinto estará rodeado por una valla y rigurosamente custodiado para impedir que se acerquen los fotógrafos espías y los curiosos.

El proyecto comparable por el volumen de las inversiones a los mayores realizados en los últimos años en el país, da lugar, sin embargo, a un conflicto ecológico. Y es que Skoda, para la cual resulta caro testar sus coches en Alemania, desea construir el recinto de pruebas en el antiguo polígono militar de Milovice donde será necesario talar grandes superficies de bosque y donde tienen su hábitat numerosas especies animales y vegetales protegidas.

Durante casi cien años el público tenía vedado el acceso a los bosques de Milovice donde se entrenaban las unidades militares. Los científicos opinan que de esta forma surgió un conjunto natural único en su género.

Uno de los adversarios de la construcción del polígono de pruebas de Skoda, el profesor de la Universidad Agrícola de Praga, Vladimír Brabec, alega que en los bosques de Milovice viven varios centenares de especies de mariposas y especies endémicas de escarabajos que no existen en otras partes del país. En realidad, nadie sabe exactamente qué tesoros naturales esconden las áreas forestales de Milovice, afirma el científico, quien destaca que averiguarlo requeriría por lo menos dos o tres años. Pero Skoda necesita el polígono ya.

Skoda no puede construir el polígono de pruebas sin la autorización del Ministerio de Medio Ambiente. Éste ya rechazó dos variantes del proyecto que suponían construir el 100 por 100 del polígono en los preciosos bosques mencionados. La tercera y última variante presentada por Skoda y de la cual ésta ya no quiere ceder, supone que el 60 por ciento del recinto de pruebas se extenderá en el área forestal.

Los funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente están dispuestos a seguir discutiendo con Skoda. Argumentan que para un proyecto de tal envergadura es difícil encontrar una ubicación que no suscite objeciones. A juicio del Ministerio, la última variante no es ideal, pero parece más viable.

Las leyes checas normalmente no autorizan la realización de un proyecto que suponga talar áreas forestales tan extensas y perturbe la vida de la fauna y flora protegidas. Sin embargo, el Ministerio de Medio Ambiente puede otorgar una excepción.

Es probable que otro departamento gubernamental- el Ministerio del Desarrollo Local- apoye el proyecto ya que contribuiría a revitalizar el antiguo polígono militar de Milovice.

En las localidades próximas al futuro polígono de pruebas de coches Skoda las opiniones están divididas, unas están a favor, otras en contra. Para ganar su consenso, Skoda les ofrece ayuda en la construcción de infraestructuras.El último trunfo de la fábrica de automóviles es la oferta de construir junto al polígono de pruebas un centro del desarrollo que proporcionaría empleo a 500 personas.

El jefe de Skoda, Vratislav Kulhánek, afirma que la fábrica de automóviles ya no modificará el proyecto. Si no es aceptada la última variante siempre existirá la posibilidad de construir el polígono en Polonia, afirma.