Después de 90 años vuelve la Columna Mariana al casco histórico de Praga

Después de 90 años de disputas, una réplica de la Columna Mariana vuelve a su lugar en el casco histórico de la capital checa, a la Plaza de la Ciudad Vieja este jueves.

Se trata de una obra del escultor Petr Váña personalmente interesado en instalar una réplica de la Columna Mariana que se encontraba en la emblemática Plaza de la Ciudad de Praga, visitada por miles de turistas todos los años.

Los promotores de la instalación de la réplica consideran que la columna es un símbolo y un recuerdo de los defensores de Praga durante la Guerra de los Treinta Años y una importante obra de arte barroca.

A raíz de la desintegración del Imperio austrohúngaro, una turba tumbó la columna para celebrar su independencia de Viena y de la fe católica en 1918.