Deliberaciones con el Vaticano

r_2100x1400_radio_praha.png

El acuerdo checo-vaticano sobre las relaciones entre el Estado y la Iglesia Católica que verá la luz, próximamente, no soluciona la cuestión de las restituciones de los bienes eclesiásticos, pero el Gobierno checo tiene la voluntad política de ocuparse de los aspectos materiales de las actividades de las Iglesias checas, señaló el vicecanciller, Martin Palous, tras finalizar la tercera ronda de negociaciones entre la República Checa y el Vaticano.

El Viceministro de RREE checo, Martin Palous, sostiene que para la Iglesia Católica tienen mucha importancia las cuestiones materiales y el aseguramiento económico del funcionamiento eclesiástico, y que el Estado checo está en la mejor disposición de tener en cuenta estas implicaciones, e incluirlas adecuadamente en el acuerdo.

Por su parte, el representante del Vaticano y nuncio apostólico, Giovanni Coppa calificó las negociaciones con la parte checa de sinceras y abiertas. Al mismo tiempo destacó que la cuestión de las restituciones financieras tenía su significado lógico, pero que no era el tema principal. Lo más importante es que ambas partes se manifiestan dispuestas a concertar un acuerdo mutuo, resaltó el nuncio apostólico, agregando que el acuerdo debe tener carácter jurídico. Dicho acuerdo determinará el papel de la Iglesia en las esferas escolar, militar, correccional y sanitaria. Precisamente por ello es indispensable solucionar definitivamente las cuestiones relacionadas con la financiación de la Iglesia, sostienen Giovanni Coppa y el vicecanciller Palous.

El preámbulo del acuerdo podría ser aprobado ya en la próxima ronda de negociaciones, a efectuarse en octubre próximo. Las deliberaciones sobre el acuerdo entre la República Checa y el Vaticano fueron inauguradas en abril pasado. La segunda ronda transcurrió en mayo. Además de Eslovenia, la República Checa es el único país poscomunista en no haber concertado hasta el momento acuerdo interestatal alguno con el Vaticano.

Autor: Vít Urban
audio