Científicos investigarán en Praga la muerte del astrónomo danés Tycho Brahe en 1601

Un grupo internacional de científicos investigará desde mediados de noviembre los restos del astrónomo danés Tycho Brahe, situados en la Iglesia de Nuestra Señora de Týn, en Praga. El equipo intentará establecer la auténtica causa de la muerte de Brahe, acaecida en 1601 en extrañas circunstancias, aunque durante siglos prevaleció la teoría de una infección de orina. Su legado e investigaciones sobre los movimientos de los planetas alrededor del sol fueron a parar a manos de su colaborador Johannes Kepler, en las que se basó para formular su leyes sobre las órbitas planetarias.