Checos y británicos forman un equipo para investigar casos vinculados con el Servicio secreto ruso

Agentes checos y británicos integran un equipo para investigar casos vinculados al Servicio secreto ruso.

En 2014 tuvo lugar en Chequia un acto de sabotaje contra un depósito de municiones en Vrbětice, que se cobró dos vidas humanas, y en 2018 intentaron envenenar al ex doble agente ruso-británico Sergei Skripal y a su hija Yuliya en Salisbury, Inglaterra.

Los investigadores sospechan que dos individuos supuestos agente del GRU ruso son responsables de ambos operativos.

El equipo conjunto se formó en febrero de este año para intercambiar información sobre los sospechosos, pero el Centro Nacional para Combatir el Crimen Organizado publicó la información en su sitio web el jueves.