Checos envían a 40 italianos a casa y 100 000 máscaras confiscadas por error

La República Checa envía este lunes a 40 ciudadanos italianos a su país de origen en autobús y 100 000 máscarillas faciales para evitar la propagación del coronavirus confiscadas por error la semana pasada en una redada policial.

Autobuses con ciudadanos checos que se encontraban bloqueados en varios países europeos debido al cierre de fronteras u otras razones también partirán de París, Estocolmo, Copenhague, Berlín y Viena rumbo a Praga en los próximos días.

El martes pasado, la policía checa confiscó 680 000 máscarillas faciales y 28 000 respiradores encontrados en un almacén del norte de Bohemia, probablemente destinados a ser reexportados por un grupo que comercia ilegalmente con equipos de protección.

Entre los suministros incautados había un envío de máscarillas faciales de la Cruz Roja de la ciudad china de Qinghai destinadas a sus compatriotas en Italia.