Casi 30.000 personas firman una petición contra el impuesto sobre el vino

Casi 30.000 personas han firmado por el momento una petición contra el borrador de la nueva ley que introduce el impuesto al consumo del vino. El ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, considera necesaria la introducción de este impuesto, ya que el vino es, según él, una bebida alcohólica como cualquier otra y no existe razón alguna para que haya un imupesto sobre la cerveza y no sobre el vino. Los viticultores señalan que debido a la nueva normativa, subirá el precio de vino fabricado en Chequia. Así los productos locales ya no podrán competir con los vinos baratos importados del sur de Europa y los viticultores checos tendrán serios problemas económicos. El impuesto al consumo de vino no se aplica en ninguno de los países comunitarios.