Bruselas reconoce la doble calidad de alimentos como una práctica comercial deshonesta

Los embajadores de los países de la Unión Europea coincidieron en una propuesta de compromiso en lo referente a la enmienda en las normas de protección del consumidor en los países comunitarios. Rumanía que preside ahora la unión podrá negociar a partir de este marzo con el Parlamento Europeo sobre la forma definitiva de los cambios legislativos. Entre éstos figurará el reconocimiento de la ‘doble calidad de alimentos’ como una práctica deshonesta, y por tanto prohibida.

La República Checa y otros países de Europa Central y Oriental se habían empeñado desde hace tiempo a favor de la prohibición de la doble calidad de los alimentos en la Unión Europea. En el futuro se considerará una práctica comercial deshonesta si un producto se venderá en dos países como idéntico, a pesar de tener otra composición u otras características diferentes. En el reciente encuentro fueron acordadas igualmente las sanciones por una eventual seria transgresión de las nuevas normas.