Bomberos continúan eliminando los daños causados por una tormenta de granizo

Seis personas heridas, decenas de sótanos inundados, automóviles dañados por el granizo, árboles caídos. Ése es el resultado de una fuerte tormenta con lluvias torrenciales y granizo que el pasado domingo azotó a Praga. Los bomberos han tenido que intervenir en más de 100 casos para ayudar a eliminar los daños, y continuaron trabajando también este lunes. Según los hidrólogos, durante la pasada noche cayeron en Praga unos 45 milímetros de lluvia. Las tormentas con granizo afectaron también a varias otras ciudades y poblados en Bohemia Central, especialmente en la zona de Mělník, al norte de Praga y de Bohemia del Norte, provocando inundaciones en la comarca de Hřensko y cortes en la corriente eléctrica.