Babiš no ve ningún avance en las negociaciones en la cumbre de la UE

"No me parece que nos hayamos acercado más a una solución”. Así comentó el primer ministro checo, Andrej Babiš, el primer día de sesiones de la cumbre europea sobre el presupuesto marco de la Unión Europea, celebrada en Bruselas.

De acuerdo con Babiš, el problema radica en que cuatro países miembros no quieren aceptar un cambio en el aporte al presupuesto comunitario. Se trata concretamente de Países Bajos, Suecia, Dinamarca y Austria que rechazan la propuesta del jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, para que ese aporte responda al 1,074% de la Renta Nacional Bruta de cada país miembro. Los mencionados países insisten en que sea de un 1% como máximo.