Babiš le propuso al presidente de la República destituir al ministro de Salud

El jefe del Gobierno checo, Andrej Babiš, se reunió este viernes en el Palacio de Lány con el presidente de la República, Miloš Zeman, con quien debatió sobre el escándalo en torno al ministro de Salud, Roman Prymula. Babiš planteó ante Zeman la propuesta para la destitución del ministro, a quien el matutino Blesk le sacó fotos en horas de la noche del miércoles en un restaurante de Praga que visitó a pesar de las medidas restrictivas contra el coronavirus.

Con anterioridad Prymula rechazó la solicitud de Babiš para que él mismo renunciara a su cargo ministerial. El primer ministro le propuso al presidente al eventual sucesor de Prymula, con quien Zeman quiere reunirse el martes.

Babiš confía que el próximo jueves el candidato a nuevo ministro de Salud podría asumir el cargo. El jefe del Gobierno rechazó no obstante, revelar públicamente el nombre de esa persona, al tiempo que destacó que tiene una enorme experiencia internacional.