Aumenta consumo de drogas en la República Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

El consumo de drogas en la República Checa aumenta de manera alarmante. Según datos de la Oficina de Estadísticas Checa, los gastos por el consumo de drogas llegaron en el año 2000 a casi 40 millones de dólares. Representantes de la policía checa afirman que, pese a considerables avances, resulta difícil frenar la ola de criminalidad vinculada con el consumo y la distribución de drogas.

Comprar o distribuir drogas es actualmente mucho más fácil que antes. Basta con tener acceso a Internet o simplemente poseer un teléfono celular, asegura la policía checa.

El director de la Central Nacional Antidroga, Jirí Komorous, sostiene que el año pasado aumentó el consumo de drogas también en el interior del país. El estupefaciente más popular es la cocaína, ya que su precio disminuyó considerablemente.

El problema principal de la República Checa continúa siendo la pervitina, sostuvo el jefe del Centro de Información de la ONU en Praga, Andreas Nicklisch.

"Este estupefaciente se produce a partir de la efedrina, substancia que fabrican legalmente muchas empresas farmacéuticas y químicas. Pese a que sus representantes aseguran que los depósitos son seguros e infranqueables, con frecuencia desaparecen decenas de kilos de esa substancia que terminan en manos de los narcotraficantes," afirmó Nicklisch.

El año pasado la policía descubrió 14 laboratorios ilegales para la producción de pervitina. Sin embargo, miembros de la policía antidroga estiman que se trata de un pequeño fragmento del número total de laboratorios existentes en el país.

Para combatir la producción y distribución de drogas, la ONU recomienda la creación de una unidad especial internacional antidroga. Pero la ONU insiste también en la necesidad de aplicar programas de prevención.