Aprobada la ley sobre acceso a los archivos de la ex Policía Política

r_2100x1400_radio_praha.png

Doce años después de la caída del régimen comunista, los ciudadanos checos tienen la posibilidad de acceder a los archivos de la antigua Policía Política. La respectiva ley fue refrendada por ambas cámaras del Parlamento checo y firmada este jueves por el presidente de la República, Václav Havel.

La nueva ley posibilita a todos los ciudadanos acceder a documentos que hasta el presente fueron secretos o accesibles tan solo parcialmente. Además, dentro de un año los ministerios de Defensa y del Interior editarán los archivos de la antigua Policía Política en forma impresa y electrónica. La nueva norma estipula que no se harán públicos aquellos documentos que puedan poner en peligro la seguridad del Estado.

Sin embargo, la ley tiene sus críticos que no ocultan el temor de que puedan aparecer informaciones falsas. Una postura muy escéptica al respecto la adoptó también el presidente Havel, quien subrayó que la ley conlleva muchos riesgos. Sin embargo, el jefe del Estado checo opina que defender los valores democráticos resulta imposible sin el buen conocimiento del pasado.

La nueva ley sobre el acceso a los documentos de la antigua Policía Política sin duda contribuirá al mejor conocimiento de nuestro pasado. A pesar de que estoy convencido de que la ley conlleva muchos riesgos, decidí firmarla, partiendo de la idea de que la importancia y el significado de la verdad los supera, dijo Havel.

Durante el anterior régimen comunista, Václav Havel fue una de las víctimas de la persecución llevada a cabo por la Policía Política. No obstante, en varias oportunidades destacó que la publicación de tales documentos necesariamente tiene que desembocar en tragedias humanas, en que los hijos se avergüencen de sus padres y se rompan lazos familiares. También por esta razón Havel calificó paradójicamente la apertura de los archivos de uno de los mayores éxitos de la antigua Policía Política.