Alemanes compran fuegos artificiales checos para eludir la prohibición en su país

Los alemanes han estado comprando fuegos artificiales por kilos en la República Checa para evitar una prohibición temporal de ventas en su país, según informaciones de la agencia de noticias DPA.

Las autoridades de Baviera han registrado un aumento significativo en la incautación de fuegos artificiales, dijo un portavoz de la Policía a la agencia DPA.

La mayoría de los fuegos artificiales provienen de los mercadillos checos cercanos a la frontera checo-alemana.

La venta de fuegos artificiales en las semanas previas a las celebraciones de Año Nuevo ha sido prohibida por segundo año consecutivo en Alemania, mientras que en la República Checa se venden durante todo el año.